70 años de vida marista, advocación Regina Apostolorum

Entrevista al H. Martiniano Conde

Picture of Por: Comunicaciones

Por: Comunicaciones

America Central

Hoy me encuentro con el Hno. Martiniano Conde, o “Hermanito Marti”, como es más conocido en la Comunidad Educativa del Colegio Marista de Alajuela. Nuestro Hermano está celebrando 70 años de vida religiosa marista y, aprovechando este acontecimiento, le he realizado una entrevista que quiero compartir con ustedes.

E: ¿Cómo has vivido tú a lo largo de tu vida el llamado y la respuesta a la vocación marista?

HM: A lo largo de la vida, he tenido muchos descubrimientos, algunos muy hermosos. Y aunque no he llegado todavía a ese nivel de seguridad total, sí he experimentado incontables momentos en estos 70 años en los que he sentido la paz y la dicha de estar donde estoy. Esos momentos o “encuentros” que, sin darte cuenta, te impulsan a seguir con alegría en el camino, siguiendo los pasos de Jesús y María en la escuela de San Marcelino, es decir, “como Hermanito de María”. Mi familia tuvo un papel fundamental en mi vida y vocación. Me apoyaron mucho al principio. Además, en mi vida marista, ha habido momentos decisivos donde tomar decisiones fue crucial. Uno de esos momentos fue la primera profesión, que realicé con toda la entrega y generosidad a los 16 años, al igual que muchos otros. Otro momento significativo fue la Profesión Perpetua, al concluir los años de profesión temporal. Fueron tiempos de generosidad en la entrega, respondiendo día a día a una llamada constante del Señor. Sin duda, con sus altibajos, pero siempre volviendo a empezar…

E: Después de estos 70 años de vida como Hermano Marista, ¿cuál es tu valoración?

HM: Creo que después de 70 años, con sus momentos claros y oscuros, puedo decir, como lo he expresado en otras ocasiones: “Ser Hermanito de María es lo más hermoso que me ha ocurrido en la vida. Y todo, sobre todo, gracias a la infinita misericordia del Señor, la presencia de la Buena Madre y de Marcelino Champagnat, junto con las oraciones de mis padres y hermanos”. Vivir tantos años como Hermanito de María no tiene precio. Es un don gratuito del Señor. ¡Gracias, gracias!

E: ¿Qué ha significado para ti la práctica de la enseñanza como Hermano Marista?

HM: Reflexionando sobre mi vida, uno de los mayores incentivos al inicio de mi vocación marista, y especialmente desde el escolasticado, era estar al frente de una clase de 40-50 “niños”, hablándoles de Jesús y María, mientras les enseñaba lectura y matemáticas. Este aspecto de mi vocación lo incentivaban los Hermanos que visitaban la casa de formación y nos contaban sobre la vida en los colegios, así como también nuestros Hermanos Formadores.

E: ¿Cómo te sientes al celebrar estos 70 años de vida marista?

HM: ¡Setenta años de vida como marista! Me siento muy agradecido por tanta gracia y perdón que he recibido, primero de parte del Señor y luego de los superiores y de tantos Hermanos con los que he compartido mi vida. ¡Gracias y perdón! Con el corazón dispuesto y manos abiertas para dar algo de todo lo que he recibido día a día por la misericordia del Señor.

E: Durante estos 70 años, ¿has enfrentado momentos difíciles?

HM: Te decía que me siento muy contento de ser lo que he querido ser. Pero también he de confesar que no todo el camino ha sido un lecho de rosas. Ha habido etapas, algunas largas, llenas de piedras y espinas, con caídas que a veces me han hecho besar el suelo. Pero pienso: “Señor, sin merecerlo, me has levantado, curado mis heridas y renovado mi corazón”. Uno de esos momentos fue cuando crucé el Atlántico, alejándome de mi familia sin saber cuándo regresaría. Otro momento difícil fue la salida de Cuba, un episodio tan duro que no he podido relatarlo completamente. Hay otros momentos difíciles, pero los dejo en silencio por ahora.

E: Después de todos estos años de lealtad, ¿te consideras un soñador?

HM: Sí, a pesar de los años, sigo teniendo ilusiones, o como otros dirían, “soñando”. Si algún joven me oyera, le diría que vale la pena decir “sí” a Jesús y María. Vale la pena “ser Marista hoy”. Si lo hacen sinceramente, estoy seguro de que no se arrepentirán. ¡Ánimo!

E: Para concluir, ¿podrías compartirnos cómo es un día en la vida del Hno. Martiniano?

HM: Me pides que describa un día en mi vida actual. Te diré que, aunque puede parecer monótono, tiene su encanto. La pandemia me alejó de las aulas y del contacto directo con los niños, pero aún tengo encuentros especiales en los patios durante los recreos. También valoro mucho los momentos con los Hermanos después de las comidas y, por supuesto, en la oración comunitaria. Tengo tiempo para leer, pasear y rezar. Mi vida ha cambiado con el tiempo, pero sigo viviendo cada día con alegría y entrega, con sus luces y sombras. ¡Gracias, Hermano, por hacerme recordar tantas cosas!

¡Síguenos en redes sociales!

Artículos que te pueden interesar

¡Anunciamos con alegría el Encuentro Provincial de Jóvenes “GIER 2024”!
Encuentro Provincial de Jóvenes “GIER 2024” https://youtu.be/qKLMFITyZWE Del 19 al 21 de julio, Guatemala...
Encuentro de familiares de Hermanos Marista en América Central: Un día de alegría y unidad
Encuentro de la familia marista de América Central: Un día de alegría y unidad El pasado 26 de junio, la comunidad...
Conociendo al nuevo hermano Animador Provincial: H. Juan Carlos Bolaños
Conociendo al nuevo hermano Animador Provincial: H. Juan Carlos Bolaños El hermano Juan Carlos Bolaños Viscarra ha sido...
Copa Internacional del Centenario de la presencia Marista en el Liceo Salvadoreño
Copa Internacional del centenario del Liceo Salvadoreño El Liceo Salvadoreño se vistió de gala para celebrar la copa...
Lanzamiento de la revista Champagnat Global por la Red Global Marista de Escuelas
Lanzamiento de la Revista Champagnat Global por la Red Global Marista de Escuelas La Red Global Marista de Escuelas...
Otras voces maristas: Mensaje del Hermano Jesús Balmaceda
Otras voces maristas: Mensaje del H. Jesús Balmaceda https://youtu.be/awG4zgN6zfA?si=qIlUrmQBbIo357Zv Como parte de la...
Scroll to Top

CONTÁCTANOS